Limpieza de oídos

19 de abril de 2021

Limpieza de oídos

Limpieza de oídos: mantener una higiene adecuada de los oídos es esencial para la salud. Este órgano  está formado por tres partes diferenciadas: una parte externa, el conducto auditivo y la zona interna donde se ubica la membrana del tímpano. Las glándulas del canal auditivo son las encargadas de segregar el cerumen, una sustancia viscosa situada en el tercio exterior de este conducto. Sus funciones son:

  • Combatir las infecciones mediante sus acciones antifúngicas y antibacterianas
  • Proteger el oído reteniendo agentes externos como polvo, gérmenes o pequeñas partículas
  • Lubricar la piel del canal y evitar su sequedad

La cera en los oídos es un mecanismo de defensa saludable, sin embargo un exceso de cerumen puede causar dolor y provocar problemas de audición.

Cuidado con los bastoncillos

Los tradicionales bastoncillos ya son cosa del pasado. El Parlamento Europeo ha prohibido su utilización. Están fabricados con plástico y son uno de los principales residuos que perjudican el medio ambiente. Además, son dañinos para nuestra salud. En vez de extraer el cerumen del canal auditivo, lo arrastran hacia el interior pudiendo dañar el tímpano.

¿Cómo eliminar de manera adecuada el exceso de cerumen?

  • Sprays auditivos

Son una de las mejores soluciones para la limpieza habitual de los oídos. Eliminan el exceso de cera de forma suave, eficaz y segura, consiguiendo una sensación de frescor inmediata. Existen soluciones acuosas a base de agua de mar, ecológicas y naturales.

  • Gotas

Aplicar unas gotas específicas para los oídos es una forma gentil de suavizar la dureza de los tapones de cera diluyéndolos y favoreciendo su desintegración. Este método es apto para todas las edades, incluyendo bebés y personas de avanzada edad.

  • Utilizar una solución salina

Es una opción casera que puede dar buenos resultados. Se debe mezclar media taza de agua tibia con una cucharada de sal fina. A continuación, aplicar unas gotas en los oídos con la ayuda de un algodón.

  • Aceite de oliva

Introducir cuidadosamente unas gotas de aceite de oliva en el canal auditivo y dejar actuar durante toda la noche.

  • Agua oxigenada

Elaborar una mezcla a partes iguales de agua hervida y agua oxigenada. Dejar enfriar y, cuando esté tibia, aplicar con suavidad unas gotas en el conducto auditivo.

En Farmacia Miquel, somos profesionales de la salud y podemos aconsejarte sobre la mejor manera y la que más se adapte a tus necesidades para mantener unos oídos limpios y saludables. Apostamos por la investigación y tenemos a tu disposición los productos farmacéuticos más innovadores del mercado. Confía en nuestro equipo y visítanos. Estamos cerca de ti.

Website realizado por:Weyketing.com

Top