Prevenir enfermedades comunes de invierno en niños

27 de diciembre de 2023

Prevenir enfermedades comunes de invierno en niños

Llega el invierno, bajan las temperaturas y aparecen las enfermedades más frecuentes relacionadas con los virus respiratorios. Afortunadamente, las mascarillas son una barrera de protección, no solo para el coronavirus, sino para otras muchas afecciones respiratorias. Aun así, no son la salvación. Los niños son vulnerables ante este tipo de infecciones puesto que están en contacto con otros niños y su sistema inmunológico no es del todo maduro. Por ello, debemos tomar ciertas precauciones para prevenir las enfermedades comunes de niños en invierno.  Toma nota de estos consejos:

  • Evitar cambios bruscos de temperatura

Es importante abrigar y desabrigar al niño cuando realizamos cambios de espacios con grados de diferencia. Por ejemplo, a la hora de entrar o salir de un sitio cerrado, del transporte público o del coche.

  • Ventilar a diario las habitaciones

Los expertos aconsejan un mínimo de 10 minutos al día. Pero ¡cuidado! Es importante evitar situar a las pequeños en  las zonas de corriente de aire.

  • Lavado frecuente de manos

Miles de infecciones se propagan a diario en el mundo a través de las manos. Estas son la principal vía de transmisión de gérmenes, ya sea de la mano a la boca o la nariz.

  • Evitar el intercambio de utensilios

El material del colegio o los utensilios para comer son un foco de contagio importante porque también retienen un gran número de bacterias y gérmenes. Si evitamos su intercambio, impediremos el contagio.

  • Abrigar de manera razonable: lo justo y necesario

Asegúrate de que en cada momento llevan la cantidad de ropa adecuada. Los niños no tienen por qué tener más frío que los adultos. Abrigarles en exceso también puede suponer problemas.

  • Toser y estornudar en el antebrazo

Debemos evitar taparnos la nariz y la boca con la mano al toser y estornudar. Con estas dos acciones el virus se expande con facilidad puesto que las manos las utilizamos constantemente. Si logramos coger el hábito de toser y estornudar utilizando como barrera la parte interna del codo podemos evitar muchos contagios.

  • Evitar espacios cerrados y concurridos

Los espacios cerrados y muy concurridos suponen un riesgo alto de contagio de enfermedades puesto que la transmisión de un virus puede darse sin que el paciente afectado presente síntomas. Así, es mejor evitar o limitar el tiempo en la medida de lo posible en estos espacios poco ventilados.

  • Evitar el contacto directo con personas enfermas

Debemos evitar al máximo el contacto con otros enfermos puesto que los contagios son más frecuentes entre niños de menor edad, al tener un sistema inmunológico más débil.

  • Incluir en la dieta frutas y verduras

La alimentación es la clave para fortalecer el sistema inmunológico. Las frutas y verduras ricas en vitaminas A, B, C y D son muy importantes; como también lo son las proteínas.

  • Ingerir un yogur diario

Los yogures facilitan el  aporte de probióticos necesario para estimular la formación de bacterias beneficiosas para el organismo.

La prevención es muy importante pero, en ocasiones, no es suficiente para impedir que los niños caigan enfermos en invierno. Ante cualquier síntoma o preocupación, recuerda que en Farmacia Miquel estamos totalmente disponibles para solucionar todas tus dudas y hacer del duro invierno una época más llevadera.

Website realizado por:Weyketing.com

Top