Anemia. Qué es y cómo combatirla

16 de agosto de 2021

Anemia. Qué es y cómo combatirla

La anemia es un trastorno producido por la disminución de glóbulos rojos en sangre, cuya función es transportar un nivel adecuado de oxígeno a los tejidos del cuerpo. La anemia puede ser temporal o prolongada y su grado también puede variar de leve a grave. Puede estar provocada por causas muy distintas, que van desde la menstruación a una enfermedad grave.

Síntomas de la anemia

Los síntomas dependen de la causa que provoca la anemia. No siempre se manifiestan, pero en caso de presentarse, estos son los más comunes:

  • Fatiga, cansancio y debilidad
  • Piel pálida o amarillenta
  • Latidos del corazón irregulares
  • Dificultad para respirar
  • Mareos o aturdimiento
  • Dolor en el pecho
  • Manos y pies fríos
  • Dolores de cabeza

Tipos de anemia

Existen diferentes tipos de anemia producidas por causas diversas. Estas son 4 de las más comunes:

  • Falta de hierro (anemia ferropénica)

El hierro es uno de los responsables de la producción de glóbulos rojos en el organismo y su deficiencia produce anemia. Existen diferentes motivos que producen falta de hierro, un ejemplo es que el organismo no es capaz de absorberlo.

  • Deficiencia de vitamina B12

Esta sustancia es también responsable de la producción de glóbulos rojos y, al igual que con el hierro, uno de los motivos principales es que el cuerpo no absorbe correctamente esta vitamina de los alimentos que se ingieren.

  • Enfermedad crónica

Muchas enfermedades, entre ellas, algún tipo de cáncer, hepatitis C o B, trastornos autoinmunitarios o enfermedad de Crohn, producen disminución de glóbulos rojos.

  • Anemia hemolítica

Tipo de anemia que se desarrolla por un mal funcionamiento de la médula ósea, responsable de producir los glóbulos rojos. En este caso, lo habitual es que no pueda producirlos a la misma velocidad que se destruyen, generando una carencia.

Cómo combatir la anemia

Una forma de combatir algunos tipos de anemia es a través de una alimentación equilibrada que incluya una variedad de vitaminas y minerales, entre ellos:

  • Hierro

Carnes rojas, espinacas, aguacates, remolacha, frutos secos, acelgas…

  • Folato

Rúcula, endibia, guisantes, pan, cereales, cacahuetes, legumbres, huevos…

  • Vitamina B12

Jalea real, sardinas, pulpo, jamón serrano, vísceras, almejas, mejillones…

  • Vitamina C

Pimientos, tomates, melones, naranjas, fresas, brócoli, perejil…

Existen una gran cantidad de suplementos alimenticios de origen natural, de venta libre en farmacia, que pueden ayudar a suplir esa carencia de minerales y vitaminas en tu organismo. Es una buena opción, pero siempre pide consejo a especialistas. En Farmacia Miquel tenemos expertos profesionales dispuestos a asesorarte. ¡Visítanos! Estamos cerca de ti.

Website realizado por:Weyketing.com

Top